miércoles, 1 de junio de 2011

La Curiosa e Interesante Historia del... Papel Sanitario (Lectura Recomendada)

Bueno, hoy en la clase de Castellano nos habían asignado la entrega de una lectura sobre cualquier tema... El problema era ese... ¡CUALQUIER TEMA! Y no saben cuantas vueltas tuve que dar por la internet para que al final fuera iluminado por la luz que emana Yahoo respuestas! en una de las entradas de su blog (Casi toda esta entrada es esa misma). El papel Sanitario... Sin embargo no me decidía por lo cual seguía buscando y buscando (y buscando aun mas) pase desde El cambio que producían las redes sociales en nuestra mentalidad, por la familia, el graffiti, la amistad, los robots, leyendas y mitos urbanos, el gore... y hasta los secuestros O.o.
A la final fue difícil tomar la decisión si hablar sobre El Gore (De seguro verán una entrada próximamente sobre eso) y el Papel Toilette pero gracias a la opinión de Muchos (de verdad Gracias ;D) y a que no pude (por falta de dinero) imprimir la lectura del Gore, pude (por no decir tuve que) decidirme por un tema que me hizo sacar 19 ;D (1 punto mas de lo que había tenido, solo por que hizo reír al Prof :D)

Aquí esta lo que fue mi lectura sobre el Papel Higiénico



El papel Higiénico



En la casa puede faltar cualquier cosa (luz, gas, agua, comida e incluso Internet) pero si no tenemos papel de baño estamos en serios problemas: la angustia se apoderará de nosotros y la vida parecerá mucho más complicada.
También conocido como papel sanitario o papel toilette, nuestros días no serían lo mismo sin este humilde invento, fiel y manejable, tan bueno que se adapta a todos los gustos: no importa si eres fan del color rosa o de los cachorritos, o si prefieres la suavidad, la firmeza, los aromas florales o el perfume de bebé. Siempre encontrarás el papel higiénico ideal para ti.


Un rollo con historia

» Antes de su aparición en el universo, la necesidad que motivó su invención ya existía. ¿Cómo se las arreglaba la gente para satisfacer sus deseos de limpieza?  Usaban hojas de lechuga, mazorcas de maíz, plantas, pieles o trapos. Los griegos preferían las piedras (o.O) o la arcilla, mientras que los romanos se servían de esponjas humedecidas con agua salada o de rosas (WTF!) (sólo para los ricos) y sujetadas a palos. Por su parte, el pueblo esquimal o inuit se adaptaba a las estaciones del año: musgo para los meses cálidos y nieve en invierno. Las algas y las conchas marinas siempre auxiliaron a los territorios costeros. Los franceses de alcurnia simplemente utilizaban encaje y seda.
Aparentemente el primero en discurrir usar el papel fue un chino: aunque el nombre de este genio no aparece por ninguna parte, los primeros registros escritos sobre el uso de papel para esta función provienen de ese país y datan del siglo VI.
En el año 589 d.C., el académico Yan Zhitui escribió: “Papeles en los que hay anotaciones o comentarios de los Cinco Clásicos o los nombres de los sabios, no me atrevo a usarlos para el baño”.



El papel, al fin y al cabo, fue inventado en China alrededor del siglo II, pero por mucho tiempo sólo se usó para envolver cosas y escribir, hasta que a alguien se le ocurrió que podría servir para limpiarse después de hacer las necesidades.
La fabricación a nivel masivo del papel higiénico no se registró hasta el siglo 14, durante la dinastía Yuan en China. Por entonces, se registró que en la provincia de Zhejiang se producían 10 millones de paquetes de entre 1.000 y 10.000 hojas de papel higiénico al año, que en ese entonces no se enrollaban, sino que se apilaban. Cada hoja medía 90 cm x 60 cm.
Durante la dinastía Ming (entre 1368 y 1644), se registró que en 1393 se produjeron 720.000 hojas de papel higiénico para la Corte Imperial en la capital Nanjing. El mismo año, la familia imperial usó 15.000 hojas de papel especial extra-suave y perfumado para el baño.
El papel no se volvió popular en el baño occidental hasta 1857, cuando el estadounidense Joseph Gayetty comenzó a vender lo que se considera el primer papel higiénico comercial. El comerciante vendía paquetes de “Papel medicado Gayetty” en paquetes de 500 hojas con una marca de agua con el nombre del inventor. Cada paquete costaba US$0,50. Era publicitado como “la gran necesidad de la época”, y eventualmente comenzó a ser utilizado de forma masiva. Gayetty obtuvo una de las primeras patentes de papel higiénico de Estados Unidos.
En 1871, los hermanos Clarence e Irvin Scott comenzaron a vender el papel en rollos, bajo la marca Scott, que se volvió rápidamente popular. Desde allí, empezaron a florecer fabricantes de papel en Europa y distintos lugares del mundo, convirtiendo al papel higiénico en una necesidad básica de cada hogar y cada baño. Luego la competencia comenzó a innovar en cuanto a suavidad del papel, color, diseño y otros agregados, pero ya nadie se cuestiona limpiarse el traste de otra manera.



Fabricación

Para la elaboración del papel higiénico se utiliza fibra de origen vegetal, la cual puede ser virgen o reciclada. Esta fibra es mezclada con sustancias químicas y agua, para formar una pasta. Dicha pasta se pasa por una prensa que elimina cualquier exceso de agua, la aplasta y forma un pliego húmedo. Después se pasa por un gran tubo caliente y por un secador. Al estar seco, pasa por un tratamiento para mejorar su calidad. Una vez hecho esto, el papel es decorado y se enrolla en un gran cilindro. Luego pasa a un aparato que lo marca horizontalmente con pequeños cortes cada 10 centímetros, aproximadamente. Finalmente se enrolla en largos tubos de cartón y estos se cortan dependiendo del tamaño establecido para formar los conocidos rollos.

Curiosidades higiénicas

» La compañía de productos higiénicos Kimberly-Clark fue premiada en 1944 por el gobierno de Estados Unidos, gracias a “su heroico esfuerzo en el suministro [de papel] a los soldados durante la Segunda Guerra Mundial”. El papel sanitario se ganó así su trascendente ‘papel’ en la historia contemporánea, más allá de lo evidente.


» El espíritu bélico del papel de baño continúa: se dice que durante la Operación Tormenta del Desierto, los estadounidenses envolvieron sus tanques con papel de baño como técnica de camuflaje, ya que el verde contrastaba con la arena.
» Hay mujeres que sueñan con casarse de blanco. Otras, además, desean hacerlo envueltas en el blanco del papel higiénico. Por eso, el concurso ‘Cheap Chic Weddings Toilet Paper Wedding Dress’ premia a los mejores diseños de vestidos de novia hechos con papel sanitario.


»En algunos países llegan a variar las medidas como por ejemplo:
Estados Unidos: 114,3 x 114,3 mm2
Alemania: A6 (105 × 148 mm)3
Reino Unido: 110 × 124 mm4
» En la actualidad, nadie puede ponerse de acuerdo sobre cuál es la mejor posición para acomodarlo: mirando a la pared o hacia el otro lado. ¿Cuál prefieres?

¿Imaginas tu vida sin papel de baño? La mayor parte de nosotros no -es más, sufrimos con tan sólo pensar en un mundo sin suavidad y aromas florales- pero un grupo de malvados científicos japoneses anunció al mundo en 1999 la creación de un inodoro que lavaría, enjuagaría y secaría a sus usuarios de forma automática. Han pasado 12 años de esta terrible amenaza y el papel higiénico sigue tan vigente como siempre, acompañando a la humanidad en su destino.

No hay comentarios: